Connect with us

NOTICIAS

Renault, Innovación y tecnología (Parte I)

Published

on

Este es un repaso por algunos de los prototipos presentados en las dos últimas décadas

A lo largo de la historia de la marca francesa, sus prototipos se han guiado por un espíritu de innovación y de creatividad desbordante.

Los concept cars son autos destinados a hacer soñar, pero también a explorar nuevas tendencias. Hacemos un rápido recorrido por algunos de los prototipos que Renault ha presentado en las últimas dos décadas que confirman el papel protagónico de la marca en materia de diseño, sistemas de propulsión, sistemas de seguridad y soluciones tecnológicas. En esta primera entrega ofrecemos estos increíbles autos concepto de la primera década del siglo.

Renault Vesta II (1987)

Fue un desarrollo como respuesta al reto propuesto por el Ministerio de Industria de Francia para conseguir un vehículo con un consumo de 3 l/100 km. Su nombre procede de las siglas en francés Véhicule Econome de Systèmes et Tecnologies Avancées (Vehículo Económico de Sistemas y Tecnologías Avanzadas). Tenía un diseño de carrocería en forma de gota de agua, que lograba un coeficiente aerodinámico Cx de 0,186, un motor de tres cilindros y 716 c.c., con una potencia de 20 kW (27 caballos), era de los primeros ejemplos de downsizing.

Renault Scénic Concept (1991)

Este modelo adelantaba lo que sería la carrocería monovolumen: un vehículo compacto amplio y versátil, diseñado para viajar en familia. Su diseño era futurista, puertas deslizantes sin pilar central y una gran superficie acristalada. Además anticipaba soluciones técnicas y de diseño que son utilizadas en vehículos de serie, como un detector de fatiga, sensores de presión de los neumáticos, sistema de bloqueo automático de puertas o cámaras de vídeo en vez de espejos retrovisores.

Renault Racoon (1992)

El primero de la marca modelado digitalmente lo que permitía reducir el número de unidades de pruebas antes de lanzar el vehículo definitivo. Tenía un diseño inspirado en la cabina de un helicóptero, con acceso a la cabina por la parte frontal. Incluía un sistema de tracción total y una arquitectura que permitía a los ejes bascular en torno a un punto central, modificando la distancia entre ejes y la altura de la carrocería. El motor era V6 de 3 litros biturbo y dos turbinas que le permitían deslizarse sobre el agua. A esto se suma cámara infrarroja de visión nocturna y un sistema de limpieza del vidrio panorámico a través de ultrasonidos, sin necesidad de escobillas.

Renault Espace F1 (1994)

Con este modelo se celebraba el décimo aniversario c del lanzamiento del primer Renault Espace y una exitosa década en la Fórmula 1. Para ello, los ingenieros de Renault Motorsport instalaron en un Espace II en posición central, entre los dos asientos de la segunda fila, el motor del monoplaza Williams-Renault FW15C: un V10 de 3,5 litros que llegaba hasta los 800 caballos, aceleraba de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 312 km/h.

Renault Next (1995)

Era un prototipo revolucionario con una característica particular, tenía un sistema de propulsión híbrido. El motor de tres cilindros y 750 c.c. estaba asistido por dos pequeños motores eléctricos en cada una de las ruedas traseras, lo que proporcionaba a este monovolumen la posibilidad de circular en modo eléctrico durante unos 20 km, a velocidades de hasta 40 km/h. Era un modelo avanzado para su época y destacamos sus prestaciones, propia de vehículos híbridos de la actualidad.

Renault Koleos Concept (1999)

Con este modelo Renault evoluciona y muestra lo que podrían ser los crossovers. Se identificaba por líneas espectaculares y un concepto nuevo, los rines de mayor tamaño: 21 pulgadas. Su sistema de propulsión híbrido combinaba un motor 2.0 Turbo de gasolina con 125 kW (170 caballos) para mover las ruedas delanteras, y un motor eléctrico de 30 kW en el eje trasero alimentado por baterías de iones de litio. 

REVISTA TURBO

 

Continue Reading